Ruido mucho ruido

30 Ene

portada_ruido_tiendasComo decía la canción de Sabina, que también suena en las Noches Sabineras de Pancho Varona y cia, el ruido, ese tanto tanto ruido hace que al final no escuchemos el final.

La idea me la dio la periodista de belleza Marta Cámara en un comentario de Face que enseguida tuvo un montón de “me gustas” incluido uno mio, por supuesto. Marta se preguntaba ¿por qué en las tiendas de ropa la música es atronadora?

¿A qué estrategia de marketing le debemos esta tortura? pregunto yo, que el otro día salí medio lela de una tienda Stradivarius que parecía el Studio 54 en sus mejores tiempos. Lo más curioso es que el dependiente con el que me grité, se encogió de hombros cuando le pregunté ¿Cómo aguantas esto todo el día? Y después del gesto me voceó: <<yo es que cuando entro aquí desconecto y ya no oigo nada>>  ¿A qué paraíso fiscal anti-sonido mandará sus pensamientos este chico durante su jornada laboral? Ya entiendo las sonrisas bobaliconas que acompañan a las frases hechas que suelen decir los empleados de estos sitios <<…solo quedan la tallas que están aquí fuera…el viernes recibiremos más…no, solo ha venido en verde…>>

Y no solo pasa en Stradivarius. Que recuerde ahora mismo Zara, Blanco, Mango, Springfield, Oysho o Pull and Bear también cuidan al cliente con un extra de decibelios, en el caso de Pull and Bear la cosa se agrava porque además de ruido en sus tiendas no se ve un pimiento. El tema de la luz mortecina me da para otro post así que me lo reservo y vuelvo al ruido.

Supongo que todos pasamos por épocas en las que es necesaria la música alta, pero para eso se inventaron los auriculares ¿no? (Los cascos de tamaño XXXL también me dan para otro post) y sí, ya sé que los dependientes son las principales víctimas, y sí, ya sé que en el fondo la culpa es mia por ir de shopping a estos sitios estando ya de cinco meses y habiendo dejado atrás la necesidad de estar en un permanente concierto de Metallica, pero es que la ropa de embarazada o es fea o es cara, o ambas cosas a la vez. Dejando aparte a H&M, -con la sección pre-mamá reubicada junto a la de tallas grandes- el resto de marcas le cascan una especie de impuesto revolucionario a las líneas martenity por lo que hay que apañarse con algún leggin o camiseta de talla mayor en las tiendas mencionadas. Así que mientras renuevo mi guardarropa pongo en peligro mi salud mental y voy pidiendo hora al otorrino de la seguridad social ¡¡hurra la marea blanca!! menos mal que Beatriz Peña ahora que celebra los 8 años de bellezapura, me ha dado, con unos de sus post, algunas pistas para lucir tripita con estilo y comprar ropa chula sin salir de casa.

logo-lamasmona

Otra Beatriz, Beatriz Heredia, de lamasmona.com, me ha puesto en linea con su novedoso Club Vintage que apunta buenas maneras para sacarle provecho a la ropa de marca, se trata de una plataforma de alquiler de piezas vestir (Hermés, Hoss Miguel Palacio, Carolina Herrera, Karen Miller…) a un precio muy ventajoso tanto para la propietaria de las prendas como para quién decide tomar prestado ese vestido de ensueño.

nivea-duchaYa nos hemos comido el primer mes del año y seguramente muchas de  nuestros propósitos ya se han venido abajo.

Yo voy cumpliendo más o menos, por eso no puedo dejar de agradecer a la gente de Nivea, su producto Bajo la Ducha Body Milk, un acondicionador de piel que me ahorra el tedioso paso del untado en seco ahorrándome unos valiosísimos minutos mañaneros.

Me propuse también cuidar el intelecto y lo consigo siguiendo mi costumbre de ávida lectora: un libro de lectura obligada, por cultura pura y dura, y otro por placer, aunque hay veces que las etiquetas se intercambian.

L343681.jpg

Ahora estoy a punto de devorar por placer este libro que no paran de recomendarme “Cómo conquistar a un lord” de Megan Murly, publicado por Plaza & Janes y no puedo evitar visualizar ese momentazo almohada-libro-antes de dormir.

Y por si luego tengo pesadillas relacionadas con el ruido de las tiendas de ropa, os dejo el enlace a la  versión en directo canción de Sabina (atención al comentario de la entrada) y un sueño de creación visto en el último desfile alta costura de Chanel.

2desfile-chanel-hoy

Dan ganas de casarse de nuevo cariño, Carlos pídemelo otra vez.

logo-rrepor-10años

PD. Además de las novedades que el 2014 le depara a mi novela, “Cuando menos te lo esperas”, este año rReport celebra su primera década de vida y lo hace estrenando en breve, web y logotipo. En la foto, un adelanto y pronto, mucho más.

Anuncios

Una respuesta to “Ruido mucho ruido”

  1. Antonio Beltrán Garcia enero 31, 2014 a 8:07 am #

    Con artículos como este vas a conseguir que te veten en las tiendas las cuales no puedes vivir sin ellas. Zara cuando empezó tuvo mucho éxito en cuestión masculina, y eso que eran tiendas sólo de ropa femenina, pero dieron en el clavo, copiaron la idea de las discotecas en las que las tías entraban gratis, y luego ya nosotros pagábamos como becerros. Ese fue el kit de la cuestión y nada mas. Amancio fue un visionario poniendo tiarronas para entretener gustosamente a los que acompañábamos encabronados a las parientas. Pero con el paso del tiempo y los bolsillos llenos empezó a respetar al sector mas “feminazi”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: