Tag Archives: Keds; deportivas

De Diane Lockhart a Caprile

20 Dic

Tal vez hubiera sido mas impactante que Diane Lockhart las luciera en un juzgado, pero, las llevaba Maite, profesora de primaria al entrar por la mañana en el colegio. Falda recta, blusa sencilla, todo en monocolor azul claro. La nota discordante estaba en sus pies. Las Adidas blancas, rayadas en negro, rompían el look de maestra, siguiendo el código de vestimenta que desde hace unos años triunfa en la calle. Ella quizás no lo sabe, pero una pisada como la suya, (de las que rompen) la dio, en 1916 la compañía U.S. Rubber Company, cuando comenzó a comercializar a lo grande las primeras zapatillas deportivas para uso urbano: las Keds. Este famoso calzado de lona con suela de goma le debe parte de su historia a la industria del caucho y más aun al genio de las finanzas Charles R. Flint, considerado uno de los grandes emprendedores de finales del siglo XIX y principios del XX. Inversor incansable, entre sus históricos negocios destaca la U.S. Rubber Company, fundada en 1892 tras la fusión de 11 empresas del sector del caucho, la idea de Flint era estabilizar los precios y unificar un crecimiento cuyo punto de partida sería la investigación. La compañía, que fabricaba también guantes de goma, (los primeros en ser utilizados en clínicas y hospitales) y ropa de mujer, se hizo enseguida con la mitad del mercado y vivió su gran boom con el lanzamiento de las Keds.

flint

Condado de New Haven, Connecticut, 1918

Charles Ranlett Flint, se toma un rato para contemplar las aguas del Naugatuck antes de   volver a su escritorio y palmear sonoramente sobre la mesa. El agente de publicidad Henry Nelson McKinney, acaba de bautizar como sneakers, las zapatillas de goma que se han convertido en el producto mas reconocido de la empresa, las llama así porque las suelas de goma de estos zapatos no hacen ningún ruido al caminar, permitiendo que quién las luzca se cuele sigilosamente como un ladrón. Flint sabe que ha nacido una estrella y que el término sneakers, se hará mundial, pero siguiendo su costumbre, no se detiene mas que unos pocos minutos a saborear este éxito, al momento, se atusa la barba canosa y comienza a garabatear nuevas ideas para reunificar los cientos de proyectos en los que anda metido, en su mente ya empiezan a verse las siglas de la que será su gran obra: la compañía IBM. Tiene 68 años y mucho que hacer en en las próximas horas, solicitar un nuevo crédito a JP Morgan y cerrar un par de nuevas fusiones, y en la tarde, las habituales sesiones de natación y pesca, y si hubiera tiempo, tal vez, un rato para navegar antes de la cena.

Flint vuelve a palmear sobre la mesa y sonríe pensando que más tarde necesitará sus Keds.

Keds-Vintage-Ad

De los terrenos deportivos… a todos los demás

Lo que nunca imaginó Charles R. Flint, fue el gran salto que a partir de los años 70 darían sus zapatillas, porque desde entonces, todos los habitantes del planeta las llevamos puestas, incluso Marta Sánchez, que aborrece el sports style. Al principio dado su gran calado en los deportes, las Keds también se conocían como “The Champion”. Este icono -ya con un siglo a su espalda- ha sido visto en los pies de Audrey Hepburn, Marilyn Monroe o York Ono y ha vivido momentos tan imborrables como los bailes de”Dirty Dancing” o las actuaciones de Taylor Swift.

Pero aun quedaban un par de volteretas para el más difícil todavía.

A finales de los ochenta, Donna Karan sacó las Keds a la pasarela, y la marca se convirtió en pionera de un movimiento que tras varias apariciones anecdóticas explosionó en 2014, arrastrando ya a todo tipo de firmas, cuando Chanel y Dior calzaron sus creaciones de alta costura con deportivas.

chanel_deportivas-e1545297856372.jpg

Deportivas: los nuevos tacones

A las tendencias se les calcula una media de vida de entre 1 y 5 años.

En 2019, el reinado de las deportivas ha entrado en la era sneakers y parece imparable. Leí el otro día en una revista, ¡tal vez Hola Fashion, quizá en el Elle, no estoy segura! qué más allá del street style, este calzado se moverá con desenvoltura en ambientes de trabajo, también en los más serios y sofisticados, y que ya a nadie le extrañará verlo combinado con pantalones de vestir, o falda de tubo.

Hoy, la profe se las ha vuelto a poner y Lorenzo Caprile no vive sin ellas. Puede que Diane Lockhart todavía me sorprenda.

Lo de la elegancia, que lo resuelva más tarde la historia.

falda_zapas

Sigue leyendo

Anuncios